Fugas

Por desgracia para muchos, que una piscina pierda agua no es un caso aislado, y cada vez nos encontramos con más clientes que nos solicitan nuestros servicios para poder localizar el escape que les hace tener un consumo desmesurado de agua y que no saben de donde proviene.
Es por ello que nos hemos especializado en este campo y en la mayoría de los casos encontramos el origen de la pérdida y la reparamos, quedando el cliente más que satisfecho.
Disponemos de las herramientas para comprobar la estanqueidad de todos los tubos de la piscina, tanto por dentro como por fuera, podemos comprobar la estanqueidad de los nichos de los focos y pasa muros, grietas visibles o puntos sospechosos. Si la pérdida es muy voluminosa también podemos comprobar puntos concretos donde no llegamos, con líquido trazador.
Si finalmente determinamos que la pérdida se encuentra en alguno de los tubos de la piscina, podremos saber el punto exacto sin tener que picar por todo el alrededor de la piscina, con el método del gas trazador.
Una vez que hemos encontrado el punto o los puntos exactos de las pérdidas, procedemos a su reparación.
Y para finalizar, una vez está la pérdida reparada, volvemos a comprobar de nuevo para asegurarnos de que finalmente ya está solucionado.